Publicado en Blog

El escándalo del sistema MIR.

Después de formar varios años del sistema MIR, de realizar su examen y de estar a punto de acabar la residencia me planteo una serie de cuestiones que hoy se ven dinamitadas por el bochornoso suceso que ha ocurrido.

  1. El MIR es un examen OBLIGATORIO para acceder a la sanidad PÚBLICA. Veamos si desgranamos estos conceptos. No puedes trabajar en la sanidad pública de España sin haber realizado el examen MIR. ¿qué pasa con esto? Bueno, sería comprensible que personas que quieran trabajar en un sistema público se vieran formadas en sus correspondientes licenciaturas o grados (o disponer de un temario por el que formarse) para poder afrontar dicho examen. Esto NO es así. Tú haces tus 6 años de Licenciatura (en mi caso era el último año de licenciatura), te gastas aproximadamente 1000 y pico euros cada año en la matrícula (ahora más, porque las tasas universitarias crecieron, y ya si repites alguna asignatura puedes llegar a pagar 2000 euros por matrícula/año). Este dinero lo pagas (o lo pagan tus padres) en concepto de que recibas una formación teórico-práctica de Medicina, algo que en la mayoría de los casos no se cumple. Cuando tú eres estudiante y rotas por el hospital te sientes muy molesto (con razón) de que no te hagan prácticamente caso, terminas acudiendo a residentes o adjuntos jóvenes o afables si tienes suerte que consiguen integrarte un poco. Una vez eres residente ves a esos mismos alumnos llegar (que eras tú hace poco) y como esos adjuntos pasan totalmente de ellos, lo que pasa que en este caso escuchas la otra parte de la versión. La docencia, en cualquiera de sus facetas, hay que pagarla, implica un esfuerzo, una preparación y una dedicación, ya sea teórica o práctica. El problema es que tú pagas 300 euros por una asignatura y los adjuntos que trabajan allí no están viendo ni un solo euro, por tanto es comprensible que muchos, ya sobrecargados por el sistema, quieran acabar su jornada laboral y no salir a las 16h-17h por recibir estudiantes. Yo como residente he atendido a estudiantes, he hecho con ellos ecografías, incluso por las tardes, y he participado todos los años dando clases en la universidad. Todo esto obviamente implica un trabajo, de horas preparando las clases, de tiempo en la universidad, y de retraso en las consultas. ¿Alguien ha pagado algo de eso? NO. ¿Donde va entonces el dinero que pagamos por cada asignatura en, al menos, su parte práctica?. 
  2. A raíz de este primer punto nace el segundo, la Universidad NO prepara para el MIR, año tras año he encuestado a múltiples estudiantes que no sabían nada del MIR en respectivas asignaturas, solo por las academias. Academias PRIVADAS que cada vez abordan antes a los estudiantes (ya prácticamente en 4º). Es decir, aclaremos conceptos. ¿Pagamos un pastizal por una facultad PÚBLICA que no nos prepara para un examen PÚBLICO que es obligatorio para acceder a la sanidad PÚBLICA? Si. Pero no es lo peor. Luego pagamos un pastizal (2000 euros aproximadamente) para que academias PRIVADAS nos preparen para un examen público. Para luego llegar a la residencia (que de eso hablaremos otro día), aquí os dejo un buen post de una amiga que se llama “Marrow” y si sabe de lo que opina a pesar del nombre de su blog. “Como quemar a un residente”
  3. Y ayer llega la vergonzosa noticia de que se han filtrado de forma TOTALMENTE ILEGAL los resultados provisionales del MIR de este año, con nombre, apellidos, DNI, respuestas acertadas, falladas, si tienes minusvalía…. algo a lo que incomprensiblemente algunos periódicos de baja calaña promociona, y que le sirve a aquellos seres malditos infelices con su vida ponerse a cotillear algo tan personal. No puedo más que mostrar mi máximo desprecio a todo el mundo que haya compartido el documento o los medios para acceder a él. Se supone que existe una ley de privacidad de datos, nadie debería saber mi DNI si no quiero publicarlo, ni mi nota de una oposición por supuesto, ni si tengo una minusvalía, ¿nos estamos volviendo locos?. Como estamos en España probablemente no haya responsables, aunque sin ningún tipo de duda el Ministerio de Sanidad, que es el máximo responsable de estos datos debería pagar por esto, realizar una investigación y pagar por la invasión a la intimidad que le ha causado a miles de personas. A mi no me hubiera hecho ni putísima gracia que saliera publicado mi número del MIR con mi DNI mis apellidos, mi número de orden y mis netas. Es una cuestión de privacidad, que se ve violada.

 

Algo que realmente para mi era lo único realmente puro e incorruptible que existía en la sanidad, que son todas aquellas personas que luchan por hacer su oposición, y todos aquellos residentes que mantienen un sistema de salud maltratado a flote, están haciendo que se destruya. Con exámenes de preguntas ambiguas (aquí abajo mismo tenéis las preguntas de radiología, yo como R4 a dos meses de terminar tendría duda en prácticamente todas, incluso con bibliografía por delante, y por supuesto se podrían impugnar muchas) con dejar a los médic@s a merced de la privatización para acceder al sistema público y con escándalos como el de ayer lo están destrozando.

Es repugnante.

Pablo.

Autor:

De familia amarilla y corazón sin cables. Quise ser un Beatle y ganar la Champions. Sobre-vivo de MIR y soy fan de mi perro. No me gusta la cerveza y no se hacer fotos. Trabajé de gafe en un bingo repartiendo cartones.

19 comentarios sobre “El escándalo del sistema MIR.

  1. Madre mía, Pablo… qué pena… de verdad… ¡qué pena!

    Cuando me enteré de que había pasado esto, no podía parar de pensar en la que habría montado si hubiera pasado en mi año. He pensado en todos estos opositores… que después de un MIR con preguntas mierdosas,encima se ven sometidos a esta humillación. ¿En serio?

    Fallan tantas cosas…
    La facultad no te prepara para el MIR.
    El MIR no te prepara para ser médico.

    Y luego … me viene a la cabeza mi absoluta sensación de inutilidad e indefensión en mi primera guardia…

    No sé cómo se puede cambiar esto.
    No sé qué podemos hacer.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por pasarte amiga. La verdad es que es lamentable, meterte en una página de un periódico y poder irte a buscar con todos tus datos. Y todo para esa sensación que tú dices y describes muy bien en tu post. Al menos no callarnos. Un abrazo amiga.

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Pablo
    Sólo querría aclarar que los datos que se filtraron són listas que se exciven en formato papel en las subdelegaciones del gobierno. Es decir, són públicas a partir del martes 6 de marzo. Lo que pasa es que se filtraron el lunes 5 de marzo a las 15 h. Es decir, quien quiera cotillear, que los habrá, supongo, podría consultar igualmente esa información en los tablones de la subdelegación.
    Saludos

    Me gusta

    1. Creo que algunos han sobreactuado con este tema, llegando incluso a pedir que se invalide el resultado y se repita el examen. Sospecho por qué. Eso sí que es maltratar al/la médico/a. Es un adelanto de nueve horas en la publicación, tampoco es para rasgarse las vestiduras de esa manera. Y si tan PÚBLICO es todo, como tú dices acertadamente, también es público el resultado del proceso, porque al fin y al cabo la administración tiene que justificar por qué contrata a X y no a Y, o por qué X tiene preferencia sobre Y. Y eso públicamente. Es decir, el derecho a la intimidad debe ser compatible con la obligación de limpieza y transparencia: publicidad, por tanto. Internet está repleto de listados de oposiciones, y nadie se quema a lo bonzo por ello.

      Me gusta

      1. Bueno yo no necesito repetir el examen, por lo que creo que no es necesario contestar a la sobreactuación. Yo defiendo los organismos públicos, no la publicación pública de datos, no creo que te gustara que publicaran tu talla de calzoncillos. La transparencia se consigue obteniendo tú tus propios datos, falladas, acertadas, anuladas, número… y si quienes un listado anónimo o por DNI (sin nombre ni minusvalía claro) del resultado del resto. Que internet esté repleto no lo convierte en algo legítimo, internet está repleto de basura. El derecho a la intimidad no es compatible con publicar tus minusvalías.

        Me gusta

    2. Hola Emma, generalmente la mayoría de opositores que yo conozco acceden a sus datos a través de la privacidad de su DNI. Obviamente tampoco me parece bien que se publiquen las listas con todos estos datos en las subdelegaciones del gobierno, pero en ese caso, desplazarse solo para cotillear resulta más difícil que a un click, por lo que no lo considero justificable y me parece igualmente mal.

      Me gusta

  3. Pablo, tampoco es que me parezca bien, sólo que no es como para amargarse la existencia por eso. Me da igual que alguien publique mi talla de calzoncillos, si eso le motiva… Mis minusvalías son públicas, los que me rodean las conocen y las aceptan, no es algo que me avergüence. Y los que no me conocen, qué más me da. Y lo siento, si la administración me da puntos por esas minusvalías, habrá que justificarlo públicamente ante los demás concurrentes. Con lo de los listados, me refiero a que se bajan a la red de forma legal. Si tienes una multa de tráfico, si debes dinero a la Admón, te sacan en el boletín con todos tus datos. ¿Quién ha protestado contra eso? Insisto en que, como pasa con todos los derechos, hay que compatibilizar: intimidad sí, pero transparencia también, para que no se cuele quien no debe. Esa lista es al fin y al cabo una lista de contratación pura y dura, donde deben justificar por qué contratan a fulano y no a mengano. Y ambos tienen derecho a saberlo

    Me gusta

    1. Bueno Fede, no hablo de una depresión endógena, simplemente hago una crítica a una parte del sistema que me parece que está mal planteada. Lo que me dices tendría sentido, es decir, la transparencia absoluta, si yo puedo ver los exámenes de los opositores, si tú tienes 153 aciertos (por decir), ¿como se yo que eso es cierto? no lo se, por tanto los resultados no son transparentes, por lo que creo que sobra revelar esas intimidades al final. Los otros dos ejemplos que me ponen son sanciones, que tampoco me parece bien que se adjunten con DNI y todos los datos, pero aún así, no es comparable una oposición con deber dinero a la administración. Insisto, la transparencia no existe porque nadie sabe como se corrige cada examen ni que criterios siguen para anular preguntas, yo solo veo tus resultados y eso no es transparencia. Puede que a ti no te avergüence tu minusvalía, si no lo digo por eso, no le debería avergonzar a nadie, pero cada uno está en su derecho de opinar diferente a ti, probablemente a todos los opositores no les guste que toda España puede acceder a ellas y mirarlas.

      Me gusta

    2. Y te añado, yo no se si tú has hecho el MIR o eres médico, yo ambas cosas, y con mi número privado cuando iba a preguntar en los hospitales, los hospitales que preguntaban tu número (que no te eligen a ti, si no tú a ellos) lo hacían para venderte mejor o peor el servicio en función de tu resultado, pensando ilusamente que el MIR ordena por cantidad de conocimientos a los médic@s. Que previamente a preguntar ya lo sepan puede condicionar una visión que será importante para decidir tu futuro.

      Me gusta

      1. Pues guste o no, eso es así con todas las oposiciones, que para eso son procesos públicos. Nos estamos poniendo muy tiquismiquis con la intimidad, cuando luego la estamos compartiendo todo el día por las redes. Un listado de una oposición convocada por una administración pública siempre es público. Y el MIR no es otra cosa, no somos diferentes, lo siento. Al que no le guste salir, que no se presente. En la empresa privada no tienen obligación de publicar nada.

        Me gusta

  4. Hola Fede, yo te agradezco que te pases por el blog y des tu opinión. De hecho es lo que da vida a un blog, que se transforme en un espacio donde cada uno pueda opinar libremente, aunque no esté de acuerdo, algo que hemos perdido mucho en España.

    Como te dije en el comentario anterior, no se si eres o fuiste MIR o porqué te interesa en exclusiva esa parte de la “denuncia” que hice a modo personal. Me parece genial que comentes pero es que tus argumentos no puedo rebatirlos porque no tienen ningún peso:
    -Eso es así con todas las oposiciones… ¿lo convierte en algo bueno? creo que no merece la pena debatir eso.
    -Tema redes: Yo no las uso para hablar de mi vida privada, quien quiera que lo haga, pero desde su propia libertad de expresión.
    -Tema legal: Yo, como ya te dije, conozco bastante el MIR, desde todas sus caras, yo no se si en el 790 que firmas previo a enviar la documentación hay una cláusula de confidencialidad (que creo que si). No entiendo que digas “tiquismiquis” de la intimidad cuando a mi me parece que se están riendo de personas como tú y como yo, queriendo aparentar una transpariencia que no es cierta. ¿Donde viene la bibliografía de las respuestas impugnadas? ¿Cómo se que tu examen está bien corregido? No se si has visto mi corrección de las preguntas, todas con bibliografía de libros y médicos de amplio prestigio, ¿por qué no se anulan las anulables y otras si? No se da ninguna respuesta. Eso NO ES TRANSPARENCIA, es una pseudotransparencia que nos hace parecer gilipollas.
    -Si hay casos de discriminación por número de orden, incluso cuando se asocia a minusvalías. El hecho de que las listas se publicaran en Madrid evitaba que muchísimas personas fueran a ver TU NOTA, y eso no resta transparencia a nada, ya que repito, NO LA HAY. Pero si has vivido el MIR, o visto vivir el MIR desde varias caras y conoces su interior sabes que hay otros muchos factores humanos, presión familiar, social, laboral… que tu futuro servicio acceda a tu puntuación exacta, o que tu círculo de amigos o no amigos entre en un click a ver todos tus datos, lo siento amigo mío pero no es defendible en ninguno de los casos.

    Me gusta

  5. Hola, Pablo
    Como ya te dije por Instagram, estoy muy de acuerdo contigo con la parte que ha resumido fenomenal Marrow en pocas palabras: la carrera no te prepara para el MIR.
    A pesar de que es prácticamente condición obligada hacer el MIR. Qué gracioso, ¿verdad?

    Respecto a lo de la lista del MIR… no quiero opinar demasiado porque no sé cómo se publican las listas en e Ministerio ni cómo se han publicado esta vez (no he visto nunca ninguna de las dos). Pero sí sé que es el Ministerio el que tiene que hacerlas públicas bajo ciertas condiciones de respeto a los opositores. Por muy pública que sea la lista. Que se publique en los periódicos, por WhatsApp… y no por el Ministerio, da qué pensar. ¿Cuántas personas tienen verdaderamente acceso a esos datos? ¿Los pueden modificar?

    Y por último ya quería comentar algo sobre el tema de las impugnaciones. ¿Da el Ministerio alguna explicación de cómo y por qué se impugnan ciertas preguntas? ¿Quién decide cuáles se impugnan y cuáles no? Son cuestiones importantes sobre las que nadie nos cuenta nada y esta entrada tuya me ha hecho reflexionar y querer informarme más y mejor para poder formarme una opinión verdaderamente argumentada.

    Muchísimas gracias por esta entrada, Pablo. Muy valiente 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por pasarte compi,

      El tema del MIR está lleno de incognitas, y por tanto, de falta de transparencias. Algo que según mi opinión cada vez va a más. Primero un temario inexistente, a diferencia de prácticamente cualquier oposición. Un tribunal desconocido que pone las preguntas, que puede hacer modificaciones de un año a otro sin previo aviso (el año que entraron las imágenes o el año que pusieron 4 respuestas en vez de 5). ¿Quién custodia los exámenes? ¿Se basan en bibliografía para poner las preguntas? ¿El tribunal tiene la suficiente entidad científica para poner un examen tan importante?. Ni idea. El ministerio publica sus respuestas correctas, bajo un criterio que no explica, y aunque muchas de ellas son impugnables (no dicho por mi, por especialistas de años de trabajo, por bibliografía documentada…) corre el rumor de que las impugnaciones se hacen al peso, “los que tengan más papeles de impugnación se impugnan”. ¿Por qué esta si y esta no? ¿por qué no me aceptas la bibliografía de la última edición del Harrison o el último metaanálisis de X tema? Pues porque no, se impugnan las que el ministerio decide, sin explicación de porqué si ni porqué no. Y de hecho, igualmente las correctas o falladas tampoco tienen ninguna explicación. ¿y quién lo decide? Pues… ? De ahí mi repulsa enérgica a lo que se está convirtiendo el MIR, con preguntas ambiguas, cada vez menos útiles en la práctica clínica y cada vez un peor examen.
      Los resultados se pueden publicar en la sede de Madrid, pero hasta ahora tu mirabas tus resultados a través de tu DNI, de forma privada. Que eso se generalice me parece una falta de respeto tremenda, por eso me reboté un poco. En definitiva, no me gusta este sistema, no me gusta como se os trata a los estudiantes, como nos explotan a matrículas para luego dar las gracias si nos enseñan algo, y como después tenemos que seguir pagando academias privadas para trabajar en el sistema público donde al acabar probablemente no quede trabajo o te ofrezcan condiciones horribles.

      Quizás un poco del síndrome del R4, jaja, aún así creo que tengo razón.

      Un abrazo amiga,

      Pablo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s